Saludable.Guru
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       -> Remedios Naturales <-       Curiosidades       Belleza       Perder Peso       Espiritualidad       Felicidad


10 Remedios naturales para terminar con las Uñas Encarnadas.
Por Gastón para Saludable.Guru en del 2017 en Remedios Naturales

Si el borde de tu uña se encuentra enrojecido, inflamado, te duele al caminar y casi no soportas ningún calzado; es probable que tengas una uña encarnada. El término “uña encarnada” puede hacernos pensar en algo no muy importante pero es necesario tener cuidado y no tomar este problema a la ligera porque puede agravarse en caso de que se infecte. Es importante tomar cartas en el asunto ni bien detectes los primeros síntomas y seguir algunos de nuestros consejos.

En primer lugar, vamos explicar que cuando el borde de una uña se incrusta en la piel sobre todo en los costados, y en especial en el dedo gordo, se produce lo que llamamos una uña encarnada. Se manifiesta por medio de enrojecimiento de la piel e inflamación de la zona acompañados de un dolor más o menos intenso que se resiente aún más cuando apoyamos el pie, cuando usamos algún tipo de calzado cerrado o cuando hacemos actividad deportiva.

Decíamos que es importante tomar cartas en el asunto porque con el correr del tiempo, este dolor puede hacerse permanente e intensificarse. La piel se enrojece y se calienta la zona y en caso de que se haya infectado notaremos un líquido amarillento en el borde de la uña.

Por lo general, esto surge luego de haber cortado la uña demasiado corta o dándole una forma redondeada. Nunca debemos cortar la uña al ras sino que debemos dejarle pasar el borde del dedo dos o 3 mm; de otra manera, la piel corre el riesgo de pasar por debajo de la uña que entonces crecerá, como suele decirse, encarnada.

También intervienen otros factores que favorecen a la uña encarnada. Una transpiración excesiva, una deformación en el espesor de la uña o una deformación de los dedos. Es necesario también saber que los zapatos muy cerrados en las puntas puede favorecer la aparición de este tipo de problema. Algunas enfermedades como la diabetes a menudo dan origen a las uñas encarnadas.

¡Cuidado! Un golpe en la uña, chocar contra un mueble o una patada a una pelota también pueden ser motivo de un traumatismo en la uña que provocará que se encarne.

Si ya te identificaste con todo lo que estamos contando vamos a darte a conocer algunas recetas caseras que podrás utilizar para aliviar el dolor y evitar la infección de la zona.

1) Aceite de árbol de té.

El aceite de árbol de té es un producto natural que contiene propiedades antibióticas y antimicóticas. Es ideal para aplicar en las uñas encarnadas porque ayuda a aliviar la irritación y desinflamar la piel.

Ingredientes:

- 6 gotas de aceite esencial de árbol de té.

- 1 venda.

- 1 trozo de algodón.

Procedimiento:

- Trate de separar la uña encarnada de la piel con la ayuda de un trozo de algodón.

- Luego, aplique el aceite esencial de árbol de té y cubra con una venda.

- Deje actuar toda la noche y repita el tratamiento todos los días hasta que la uña se cure.

2) Jugo de cebolla:

El jugo natural de cebolla tiene propiedades similares a las del ajo, otro buen remedio para las uñas encarnadas, porque controla el crecimiento de la bacterias y los hongos.

Tiene propiedades analgésicas y antiinflamatorias que alivian el daño, el enrojecimiento y tiene la capacidad de en pocos días recuperar la salud de la uña.

Ingredientes:

- ½ cebolla.

- 5 gotas de limón.

- 1 trozo de algodón.

Procedimiento:

- Licue la cebolla con el jugo de limón hasta obtener un jugo y cuele la mezcla con una tela.

- Aplique este jugo sobre la uña encarnada con la ayuda de un algodón.

- Repita la aplicación dos veces al día todos los días.

3) Infusión de tomillo:

Sumergir los pies en una infusión concentrada de tomillo es una buena forma de combatir las inflamaciones, las infecciones y calmar el dolor. Es un buen remedio para curar las uñas encarnadas.

Prepare una infusión con una taza de agua y dos cucharadas de tomillo, haga hervir durante cinco minutos, cuele y luego deje reposar cinco minutos más.

Sumerja los pies en esta infusión con cantidad de agua caliente suficiente como para cubrir los pies durante 20 minutos.

Seque bien los pies y repita una vez al día.

4) Sal marina y limón:

Una de las recetas más antiguas y eficaces además de económicas para tratar los problemas de las uñas encarnadas. Solamente necesitas medio limón y un poco de sal gruesa.

Corte un limón al medio y dentro de una de las mitades realice una perforación en donde colocará un poco de sal marina.

Introduzca el dedo dentro de este orificio y deje actuar los componentes de estos ingredientes durante 20 minutos.

Tanto la sal como el limón contienen propiedades desinfectantes y antiinflamatorias.

Repita este remedio casero todos los días hasta curar la uña.

5) Sales de Epsom:

Los baños con sales de Epsom ayudan a reparar las cutículas y evitan que las uñas se introduzcan dentro de la piel. Este remedio también es efectivo para distender y relajar las piernas.

Ingredientes:

- 1/4 taza de sales de Epsom.

- 2 litros de agua.

Procedimiento:

- Calentar el agua hasta una temperatura soportable para los pies y agregar las sales de Epsom.

- Sumergir los pies en esta solución durante 15 minutos, secarlos y cubrirlos con medias.

6) Ajo:

Como ya habíamos anticipado, el ajo también puede ser un buen remedio para las uñas encarnadas. Este condimento no sólo puede mejorar el sabor de nuestras comidas sino que también sirve como remedio natural para muchas enfermedades.

Tiene efectos antibióticos y antiinflamatorios además de analgésicos que resultan ideales para curar las uñas encarnadas.

Ingredientes:

- 1 diente de ajo.

- 1 cucharada de aceite de oliva.

- 1 venda.

Procedimiento:

- Picar un diente de ajo de manera muy fina o con un mortero y agregar la cucharada de aceite de oliva.

- Hacer una pasta con ambos ingredientes y frotar la uña con esta preparación para luego cubrir la con la venda.

- Dejar actuar durante dos o tres horas.

- Repetir todos los días hasta curar por completo la uña.

7) Aceite de caléndula:

La caléndula tiene propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antifúngicas que calman la irritación y el dolor además de que es un excelente regenerador de la piel.

- 10 gotas de aceite de caléndula.

- 1 litro de agua caliente.

Procedimiento:

- Calentar el agua hasta una temperatura soportable por los pies y colocar dentro de un recipiente junto con el aceite de caléndula.

- Introduzca los pies durante 15 minutos.

- Mientras, frótelos con cuidado y luego séquelos bien.

- Hidrate la piel con un poco de vaselina.

8) Agua oxigenada:

El agua oxigenada es un desinfectante muy eficaz y un buen aliado para regenerar la piel y combatir las infecciones de la uña encarnada.

Luego de utilizar el agua oxigenada sentirá que el dolor haya disminuido y evitará de esta manera que las bacterias y los hongos provoquen infecciones.

Ingredientes:

- ½ taza de agua oxigenada.

- 1 litro de agua.

Procedimiento:

- Calentar el agua y agregar dentro del recipiente el agua oxigenada.

- Introduzca los pies en esta solución durante 15 o 20 minutos. Retírelos y seque muy bien.

- Coloque medias o una venda sobre el dedo afectado.

- Repite este tratamiento todos los días el tiempo que sea necesario.

9) Vick VapoRub:

El Vick VapoRub es un clásico desde hace años que se utiliza para congestiones de las vías respiratorias, pero este ungüento mentolado es también un producto antiséptico que alivia la irritación y calma el dolor de las uñas afectadas.

Podemos aplicar sobre la uña encarnada Vick VapoRub para aliviar el dolor y refrescar la zona pero también podemos mezclarlo con un diente de ajo picado para lograr mejores efectos y acelerar los procesos de curación.

Ingredientes:

- 1 cucharada de Vick VapoRub.

- 1 diente de ajo.

- 1 venda.

Preparación:

- Picar el diente de ajo y mezclar lo con la crema hasta obtener una pasta.

- Frotar con esta crema casera la uña encarnada y cubrir con la venda.

- Deje actuar toda la noche y repita el mismo procedimiento durante cinco días seguidos.

10) Vinagre de sidra de manzana:

El vinagre de sidra de manzana es otro remedio infalible capaz de curar las uñas encarnadas y hacer que no se conviertan en un problema mayor.

Tiene propiedades antibacterianas que protegen la zona infectada y disminuye la inflamación que provoca sensibilidad y dolor.

Ingredientes:

- ¼ taza de vinagre de sidra de manzana.

- 1 litro de agua.

Preparación:

- Caliente el agua y mezcle dentro del recipiente el vinagre.

- A una temperatura soportable introduzca los pies en el agua durante 20 minutos.

- Retírelos, séquelos y repita la operación durante una semana.

Estos remedios caseros constituyen tratamientos seguros y sin efectos secundarios que ayudarán a que sus uñas se recuperen evitando infecciones y aliviando el dolor.

Recuerde que siempre debe cortar y limar sus uñas de forma cuadrada.

Mientras el problema persista intenta dejar sus pies al aire libre todo lo posible. En caso de que deba realizar actividades utilice zapatos cómodos y anchos que no hagan presión en la zona de los dedos.

Si su piel se encuentra enrojecida, inflamada y dolorida es importante realizar una desinfección a diario.

Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste



  






A pesar de estar al borde de la muerte, nadie ayuda a esta chica....
Varias personas le deben la vida a estos 3 narcos que detuvieron un atentado....
Este chico encontró 6 enormes ratas detrás de una iglesia. Un año más tarde, se ven completamente diferentes....
Estos padres perdieron a su hija con solo 13 años y lloran cuando descubren quién es esta mujer...