Saludable.Guru
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Curiosidades       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Felicidad


La importancia de los sobrinos para los tíos y tías.
Por Gastón para Saludable.Guru en Noviembre del 2017 en Espiritualidad

“A quien Dios no le da hijos, el Diablo le da sobrinos”. Este es un refrán muy popular que invoca la idea de que para quienes todavía no tienen hijos, los sobrinos se vuelven una especie de “entrenamiento” para cuando llegue ese momento maravilloso de convertirnos en padres.

¡Pero los tíos y las tías también pueden ser oxígeno para las familias!

¿Recuerdas cuando esperábamos con ansias esa ocasión especial para pasar un fin de semana en casa de los tíos? Era como ir a casa de los abuelos, pero diferente.

Los tíos y las t´dias son y serán siempre esos “proveedores” de alegría, de complicidad y de detalles inolvidables que marcaron nuestra infancia.

Los expertos en psicología familiar indican que las familias que mejor logran sortear las dificultades son las que se mantienen unidas entre hermanos y hermanas.

Esto mantiene un sostén de igual a igual, basado en una conexión emocional estrecha que enriquece el resto de las uniones como la que existe entre tíos y tías y entre sobrinos y sobrinas.

Debemos asumir que vivimos en una sociedad caracterizada por “la falta de tiempo”. Las responsabilidades profesionales nos obligan a pedir ayuda y recibir ayuda de nuestros familiares más cercanos cuando se trata de cuidar a los más chicos. Y es por esto que nuestros hermanos y hermanas después de nuestros padres, son siempre figuras de referencia indispensables.

¿Cuál es el rol que cumplen los tíos y las tías?

Lo primero que debemos tener claro es que ni los tíos ni las tías reemplazan la autoridad que tienen los padres. Si esto sucede, crearemos un conflicto innecesario en los niños.

En lo que se refiere la disciplina, es indispensable ser lógico y aplicar el criterio en todo momento para mantener el equilibrio respetuoso entre todos los miembros de la familia.

Una vez establecidas estas pautas, los tíos y las tías, ¡son maravillosos!

- Siempre están más relajados para jugar y nunca tienen apuro a la hora de enseñar algo.

- Son como “iguales” con quienes los niños pueden compartir un momento de manera más dinámica que con los abuelos. Son accesibles y ofrecen momentos de distensión marcados por el acercamiento y las confidencias.

- La mayor parte de los sobrinos y las sobrinas adoran pasar tiempo con sus tíos y tías porque son capaces de escuchar sin jugar. Esta característica es algo que se repite en muchos sobrinos cuando llega la hora de hablar cosas íntimas que no se atreven a charlar con sus padres.

Lucía nos cuenta: “Cuando mi hijo está con mi hermano Gerardo, cambia por completo. ¡Su tío es como un héroe! Tiene un pequeño campo, trabaja como agricultor y vive en una granja en donde maneja un tractor. ¡Para mi hijo es como un sueño!

Y claro, porque el tío o la tía representan una figura positiva de identificación para los niños. Son casi como papá y mamá, pero diferentes, más divertidos, con más tiempo y también un poquitín permisivos.

¿Y qué sienten los tíos y las tías?

Convertirnos en tío o en tía, es una especie de mezcla que no se sabe explicar bien. Somos como los padres, pero sin serlo y al mismo tiempo somos como amigos, pero con lazos de sangre. A pesar de esta combinación de personas nuestro rol está bien definido.

Volvernos ejemplos es una responsabilidad muy grande y hay que estar a la altura. Sabemos que podemos permitirnos ciertas “licencias” con respecto a nuestros sobrinos, pero no debemos perder de vista que somos modelos a seguir y esto nos debe hacer evaluar en profundidad el impacto de todo lo que hacemos o decimos.

Los tíos se vuelven esas personas grandes que están unidas a los niños por los lazos indisolubles de la sangre y el amor. Son los compañeros de juegos, los confidentes, los que enseñan cosas y los que permiten otras.

Cada Navidad, cada cumpleaños o simplemente por el placer de ver la alegría en sus rostros, los tíos nos embarcamos en buscar el regalo especial que luego disfrutaremos juntos.

Somos la segunda figura paternal, con otro punto de vista. Somos los mediadores, los adultos divertidos, los que damos consejos, los niñeros de último momento… toda una gama de posibilidades en una sola persona a la que nunca se olvida.

¿Qué te parecieron estas definiciones sobre la relación tíos-sobrinos?

¡Cuéntanos tu experiencia!

Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste



  






A pesar de estar al borde de la muerte, nadie ayuda a esta chica....
Varias personas le deben la vida a estos 3 narcos que detuvieron un atentado....
Este chico encontró 6 enormes ratas detrás de una iglesia. Un año más tarde, se ven completamente diferentes....
Estos padres perdieron a su hija con solo 13 años y lloran cuando descubren quién es esta mujer...