Saludable.Guru
Inicio       Buenos Hábitos       Historias de vida       Remedios Naturales       Curiosidades       Belleza       Perder Peso       -> Espiritualidad <-       Felicidad


¡Levante la mano quien crea en el destino!
Por Gastón para Saludable.Guru en Mayo del 2017 en Espiritualidad

¡Levante la mano quien crea en el destino! Si estás entre las personas que cree que al momento de nacer, sus vidas, sus desdichas, su fortuna, sus desgracias y todo lo que vaya a acontecer a lo largo de sus años ya está escrito en algún lugar, entonces esta historia te resultará familiar porque muy fácilmente te vas a identificar con la leyenda japonesa del hilo rojo.

Todos hemos sido testigos de historias fantásticas de personas que se conocieron en lugares insólitos, de amigos que se reencontraron por casualidad después de muchos años de no verse o de una historia de amor que parecía fallida pero que al final el hilo rojo del que hablan los japoneses terminó por unirlos porque así estaba escrito en su plan de vida.

Una leyenda popular japonesa sostiene la idea de que todas las personas llegamos a este mundo con un fin determinado y que todos nacemos con un hilo rojo imaginario atado a nuestros dedos y que sin importar las distancias, el tiempo o las situaciones vividas a lo largo de los años; ese hilo rojo inexorablemente se encuentra atado en el otro extremo con la persona con la que la vida nos tiene destinada a unirnos.

No importa cuánto tiempo pase ni la distancia que haya que recorrer, este hilo rojo en algún momento y en algún lugar nos reunirá con ese ser que es nuestra otra mitad, nuestro complemento.

Una conexión indestructible.

La creencia popular cuenta que el abuelo de la luna recorre cada noche las casas de los recién nacidos para atarles un hilo rojo al dedo. Este hilo rojo a su vez está atado en el otro extremo a otro ser con el que en algún momento se reunirá y que tiene como objetivo que las almas que están destinadas a estar juntas nunca se pierdan.

Pero la leyenda que hechiza a todos los que conocen esta creencia es la del emperador que vivía fascinado por la idea de conocer a su alma gemela en el otro extremo del hilo rojo. Tal era su interés por conocer a quien sería su futura esposa que cuando supo que una bruja muy poderosa era capaz de ver el enigmático hilo rojo le pidió que se presentara ante él.

Cuando la bruja se hizo presente, el emperador le pidió que buscara el otro extremo del hilo rojo y lo llevara a conocer a quien sería su reina. La bruja buscó y buscó y buscó por entre las calles por donde la llevaba el hilo rojo hasta que llegó a un mercado en donde una pobre mujer que tenía una pequeña niña en sus brazos, vendía su mercancía.

La bruja llamó al emperador y le dijo: “aquí termina tu hilo”. Pero el emperador, que no podía creer que esa campesina pobre fuera su futura esposa, se enfureció con lo que creyó era un engaño de la bruja y empujó a la mujer que aún llevaba a su niña en brazos haciendo que ésta cayera y se lastimara seriamente la frente. Tal era su enojo que ordenó a sus soldados que decapitaran a la bruja.

Corrieron muchos años y cuando llegó el momento en que el emperador debía casarse y no habiendo encontrado a su alma gemela como él hubiera deseado, decidió aceptar la sugerencia de los integrantes de su corte sobre desposar a la hija de uno de sus generales más leales y eficientes.

Se hicieron los preparativos y cuando llegó el momento de conocer a su futura esposa, el mismo día de su boda, al levantar su velo y ver su cara descubrió que tenía una extraña cicatriz en la frente.

Esta es una leyenda muy conocida en las culturas orientales y muchos románticos que viven con la idea de que el destino ya está trazado al momento de nacer llevan atado a un dedo, particularmente el dedo meñique que tiene una arteria conectada directamente con el corazón, un hilo rojo verdadero.

Tal vez muchos escépticos crean que pueden cambiar los rumbos de sus vidas con cualquier acción cotidiana o cualquier decisión imprevista, pero otros tenemos la certeza de que ese hilo rojo imaginario ya está atado a nuestro dedo meñique al nacer y en algún momento, en algún lugar, en la situación más extraña o más habitual nos reunirá con el alma que se encuentra al otro extremo y que simplemente unirá los amores eternos y profundos para los que no hay ni antes ni después.

¿Ya encontraste el otro extremo de tu hilo rojo o aún lo sigues buscando?

Los consejos de Saludable.Guru son sólo para fines informativos y educativos. Saludable.Guru no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Al usar nuestro sitio web, está de acuerdo con que utilicemos cookies. Más info
.

Comparte esto con tu familia y tus amigos. Aprieta el boton de abajo.




Deja tu comentario sobre lo que viste



  






A pesar de estar al borde de la muerte, nadie ayuda a esta chica....
Varias personas le deben la vida a estos 3 narcos que detuvieron un atentado....
Este chico encontró 6 enormes ratas detrás de una iglesia. Un año más tarde, se ven completamente diferentes....
Estos padres perdieron a su hija con solo 13 años y lloran cuando descubren quién es esta mujer...